Mientras que la media europea a la hora de invertir en cada proyecto empresarial participativo se sitúa en 117 euros, la española alcanza los 122, cinco euros más de media. Esta cifra hace que sea un 10% más que los franceses, un pueblo con una cultura más ahorradora que los españoles.

España está por encima de la media europea en cuanto a financiación colectiva de las pymes. Sin embargo, son los inversores italianos los que destinan más dinero por cada proyecto. Los españoles invierten una media de 122 euros por proyecto con una cartera media de 2.813 euros, mientras que en Italia esta cifra se eleva a 127 euros con una cartera de 3.341 euros.

“Esto se explica por la democratización del préstamo a las empresas y la diversificación de la cartera de los inversores. Hay que tener en cuenta que, hasta hace poco solo los bancos o los mercados de capitales tenían acceso a la inversión en empresas, hasta que la ley permitió cambiar las reglas del juego y nacieron las plataformas de préstamos”, explica Camille David, responsable de relación con inversores de Lendix España.

“Desde este momento, la inversión en empresas ha dejado de estar reservada a los inversores institucionales y se ha democratizado para que todos los ciudadanos podamos sacar partido a nuestros ahorros”, remacha.

La financiación colectiva está facilitando el flujo de dinero de un país a otro, impulsando el desarrollo de la economía real en Europa. Se trata de la posibilidad de invertir parte de los ahorros en proyectos empresariales de pymes europeas a cambio de una rentabilidad. En este modelo que está teniendo cada vez más adaptación, los españoles se han colocado por encima de la media europea en cuanto al monto de inversión, según un análisis de Lendix.

El inversor que está apostando por la financiación colectiva de las pymes tiene un perfil muy parecido en todos los países: es un hombre de 41 años y le gusta invertir en los proyectos de calificación más alta, aunque estos le aporten menor rentabilidad.

Además, este inversor particular prefiere destinar sus ahorros a proyectos que van a contribuir al desarrollo de la economía real tanto de su país de origen como en la de Europa. Según Lendix, se observa que los inversores están más predispuestos a invertir tan solo un 10% más de dinero cuando el proyecto se va a llevar a cabo en su país de origen.

En concreto, los españoles tienen predilección por los proyectos que proceden de España, con calificación A+ y con una duración de entre 49 y 60 meses. En relación con el dinero que destinan a los proyectos dependiendo de su origen, los españoles invierten de media unos 129 euros en aquellos que son de origen español, unos 123 euros cuando son franceses y unos 116 euros cuando son italianos.

El inversor europeo ha decidido tomar el control de sus ahorros. Quiere obtener una atractiva rentabilidad de una manera fácil. Le gusta poder hacerlo desde su móvil en 3 clics y sin tener que pagar ninguna comisión. Los inversores reciben después mes a mes el 100% del interés pagado por la empresa que crece gracias a ellos”, explica Grégoire de Lestapis, CEO de Lendix España.

La media de inversión por proyecto, así como la cartera de préstamos varía según las edades, acumulando un monto superior a medida que se va teniendo más edad. Los españoles de entre 18 y 30 años invierten una media de 77 euros por proyecto y tienen una cartera media de 815 euros, mientras que aquellos de entre los 31 y 45 años invierten unos 121 y tienen una cartera de 2.476, aquellos de entre 46 y 60 años invierten unos 173 euros y tienen una cartera de 3.830; y los mayores de 60 años invierten unos 219 euros y tienen una cartera de 8.871.

En términos generales, los europeos tienen una cartera media de 2.890 euros. Por nacionalidades, los franceses tienen una cartera de 2.743, los españoles una de 2.813, los italianos una de 3.341 y el resto de europeos una de 4.883.

“Un inversor italiano que vive en España puede prestar dinero a una empresa francesa sin ningún problema. Esto se llama la Europa del ahorro, una comunidad europea de inversores que apoyan directamente la economía real europea”, añade Grégoire de Lestapis.


Radiografía del inversor particular
Independientemente de su país de origen, la edad media de los inversores es aproximadamente la misma, oscilando entre 40 años en Francia, 42 años en España y 41 años en Italia. ¿Será la década de los 40 la del ahorro?

A día de hoy, la mayoría de los inversores son hombres, representan el 88,5% de inversores activos. Sin embargo, cada vez más mujeres se interesan por el mundo FinTech y la comunidad femenina está creciendo.

Fuente: https://www.elempresario.com/noticias/economia/2018/09/19/los_espanoles_invierten_mas_que_media_europea_proyectos_empresariales_109060_1098.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest