El emprendimiento gana terreno en nuestro archipiélago. Así lo dice el informe presentado por ESIC y Praxis MMT para Young Business Talents, que sostiene que el 44,02% de los jóvenes canarios estarían dispuestos a montar su propia empresa en lugar de tratar de acceder al maltrecho mercado laboral. Pero el texto también arroja un dato preocupante, ya que más del 85% optaría por salir de Canarias e incluso de España si no pudiera lograr obtener ingresos a corto plazo.

Viendo ambos datos cabe preguntarse si desde las administraciones de Canarias se está haciendo todo lo posible para retener este talento y potenciar esta mentalidad tan proactiva. Está claro que los datos del paro juvenil y las continuas trabas a empresas impuestas en nuestra comunidad preocupan y mucho a la mayoría de aspirantes al mercado laboral, que ven como única salida, la emigración a la península o salir a cualquier otro país europeo a labrarse un futuro.

En Canarias disponemos del talento y los recursos necesarios. Somos, además, un foco de atracción para los llamados nómadas digitales, profesionales cualificados que deciden teletrabajar desde cualquier parte del mundo y que aportan conocimiento (y un alto poder adquisitivo). Actualmente existe una voluntad de que nuestra comunidad evolucione para convertirse en una economía más innovadora, diversificada y, sobre todo, emprendedora. Pero para que este escenario pueda darse, necesitamos apostar por una mejora de las condiciones del ecosistema emprendedor de nuestras islas. Algo que solo puede ser posible a través de la colaboración y el compromiso de los actores económicos, políticos y sociales del archipiélago.

La última encuesta del GEM (Global Entrepreneurship Monitor) respalda esta visión: en España, la cultura emprendedora se ve obstaculizada por una serie de condiciones como son la falta de formación y educación emprendedora, las políticas gubernamentales de apoyo y, por supuesto, la burocracia e impuestos. En sus conclusiones, este informe destaca la importancia de fortalecer el emprendimiento a través de diversos niveles educativos ya que tan solo el 49,2% afirma haber recibido algún tipo de formación específica para la creación de empresas.

Educar en emprendimiento debe ser fundamental para España y para nuestro archipiélago. Solo así se podría impulsar la creación de nuevas empresas, tal y como desean nuestros jóvenes, lo que permitiría, en todos los casos la generación de más puestos de trabajo y una consiguiente mejora de los datos de paro. Educar en la cultura emprendedora, facilitar la constitución de empresas, no golpear innecesariamente a los autónomos y la crear espacios para el desarrollo de proyectos se antojan fundamentales (casi tanto como las subvenciones) para fortalecer el emprendimiento en las Islas.

Fuente: http://www.circulodeempresariosdegrancanaria.org/articulo-551#

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest